¿Es el póker online un juego de estrategia o de azar?

¿Es el póker online un juego de estrategia o de azar?

La respuesta a esta pregunta resolvería cientos de disputas legales alrededor del mundo. Por supuesto, si preguntas a un avezado jugador de póker, este considerará que es un deporte de habilidad y estrategia en el que la influencia de la suerte es ínfima. Sin embargo, muchos cuerpos legisladores y autoridades a nivel global encasillan al póker como un juego de azar, al mismo nivel de los slots y el Blackjack.

¿Cuál es la verdad? En este artículo analizaremos el tema en detalle e intentaremos dar luces sobre este importante asunto.

¿Qué es un Juego de Azar?

Como su nombre lo indica, un juego de azar es aquel en el que la suerte en mayor medida es la que determina el resultado final. Hay muchos ejemplos de juegos de azar, como las tragamonedas, la ruleta, los dados, etc.

El que un juego se denomine como de azar no quiere decir que no se puedan desarrollar estrategias para practicarlo, pero es importante tener claro que estás no tendrán un factor decisivo en los resultados finales, más sí en la gestión del dinero y pueden incluso lograr que una sesión sea mucho más divertida.

¿Qué es un Juego de Estrategia?

En principio, en un juego de estrategia quien realice las mejores acciones en las mesas será el ganador. El factor táctico, la planificación, entre otros, son factores decisivos en el resultado final del juego. El ajedrez es un ejemplo perfecto de un juego de estrategia. En estos es posible obtener los mejores resultados siempre y cuando se tomen las mejores decisiones.

Entonces, ¿el póker es un juego de azar o de estrategia?

Teniendo en cuenta lo que hemos visto, podríamos decir que el póker es un juego de estrategia. De no ser así ¿por qué vemos como los considerados mejores jugadores de mundo ganan los torneos más complejos una y otra vez? Sin embargo, la conclusión no es tan fácil.

El póker mezcla el factor estrategia con el azar, pues es claro que, aunque tomes las mejores decisiones, siempre puedes recibir un bad beat, que es cuando una de las cartas comunitarias repartidas va en contra de toda probabilidad estadística. De igual manera, muchos jugadores pueden ganar unas cuantas partidas de póker incluso sin tener claros los conceptos, siguiendo solo corazonadas.

Esto se debe a que el póker sí tiene un factor de azar, representado en las cartas comunitarias que se reparten en el centro de la mesa, pues es imposible controlar cuales son las cartas que se destaparán.

Sin embargo, en el largo plazo (un concepto clave para un jugador de póker exitoso) una estrategia correcta logra minimizar los efectos del azar, convirtiendo al póker en un juego de habilidaden el cual, con el paso del tiempo, solo aquellos jugadores que tengan el mejor plan tendrán resultados favorables.

Muchos jugadores llaman al póker “un juego de personas que se juega con cartas”, pues no necesariamente la mejor combinación gana, lo cual le añade un factor adicional al juego: un jugador puede hacer creer a su rival que tiene la mejor mano, obligándolo a retirarse incluso sin mostrar las cartas.

En muchos sentidos pareciera estar claro que el póker es un juego de habilidad y estrategia, sin embargo, muchos países no lo reconocen así. En el futuro es posible que esto cambie pues cada vez son más los ejemplos de jugadores de póker exitosos gracias a sus habilidades en las mesas.

Sin Comentarios

Deja tu comentario